Categoría: Tango

Vídeos para aprender a bailar tango en YouTube

Desde el primer momento debe haber claridad en que aprender tango no es sencillo, razón por la cual además de optar por el uso de videos, sugerimos hablar con un profesor especializado para que a partir de sus conocimientos y el compartir conceptos básicos, puedas mejorar tus habilidades. Antes de enseñar de algunos de los vídeos recomendados para dar los primeros pasos en cuanto a aprender a bailar tango, se ha de tener claro que el aprendizaje puede ser lento, pero al mismo tiempo muy enriquecedor.

Tango Milonguero un tango xxx que está triunfando entre las mexicanas

El tango milonguero es una de las sensaciones de los últimos tiempos. Esta variante del popular baile originado en Argentina encanta a las mexicanas xxx, que ensayan durante horas para dominar todos sus pasos.

Su éxito se está generalizando en los salones de baile, donde los bailarines tienen espacio suficiente para desarrollar toda su creatividad y tienen más libertad de movimientos. Así mismo, permite dar rienda suelta a la pasión que cada uno lleva dentro, lo que promueve una manera de bailar más personal y original.

Bailar tango es bueno para la pareja

Un estudio universitario ha certificado que bailar tango rebaja el estrés y aumenta la testosterona. La danza tendría aplicaciones para salvar parejas y mejorar la salud matrimonial. La psicóloga argentina Cynthia Quiroga Murcia de la Universidad Goethe de Frankfurt ha demostrado que lo que podríamos considerar el baile nacional de Argentina es un buen remedio para las crisis de pareja.

El estudio se basa tanto en cuestionarios a los bailarines como en pruebas químicas. La investigadora cogía una muestra de saliva antes y después del baile y comparaba los niveles de testosterona y de una hormona relacionada con el estrés, el cortisol.

Buenos aires y su pasión por el Tango

En Buenos Aires el tango te asalta a todas horas. En el barrio de La Boca una pareja de cazaturistas baila ‘Caminito’ entre las casas pintadas de colores; en la plaza de San Telmo, lo bailan sobre el empedrado, entre casas neoclásicas decadentes; a Puerto Madero un bandoneó gigante ejerce de monumento exagerado al tango, mientras que en el barrio de Palermo puedes ver como lo bailan con un aire entre intelectual y ‘a niños’.

El tango da vida en Buenos Aires, una ciudad que muestra a través de sus diferentes barrios que es, de hecho, muchas ciudades. Plaza de Mayo acostumbra a ser el inicio de la visita a la capital argentina, con el palacio presidencial, la catedral, las pancartas omnipresentes y Cabildo, pero se tiene que andar más allá para descubrir la ciudad vibrante que es Buenos Aires.

tango sesión

Bien cerca, al Avenida de Mayo, es casi obligado entrar al Tortoni, un café de finales del XIX que conserva las esencias del Buenos Aires de antes. Allá, una vez más, te asalta el tango, sea a través de las actuaciones en directo o cuando te enseñan la mesa donde solía sentar el grande Carlos Gardel. Para los lletraferits hay también las figuras de Borges y de Alfonsina Storni, otros clientes ilustres.

Cerca del Tortoni, cada día con más colas de turistas, encontramos el Museo Mundial del Tango y la Academia Mundial del Tango, que confirman que el tango ha adquirido una dimensión sideral. Al final de la calle se abre la anchísima Avenida 9 de Julio. Un aviso: antes de atravesarla, vale más coger aire. Hace un total de 140 metros de parte a parte.

A la esquina con Corrientes (otra calle con ecos de tango), el Obelisco recuerda que allá se izó por primera vez, el 1812, la bandera argentina. A sus pies, una parada del ‘subte’, que es como denominan el metro en Buenos Aires, te propone ir a otros barrios, pero antes es mejor pasear por Corrientes, para #ver los teatros donde se vuelven locos por Joan Manuel Serrat cada vez que actúa, para vivir la vida nocturna o para cotillear en las librerías de viejo.