Tango Milonguero un tango xxx que está triunfando entre las mexicanas

El tango milonguero es una de las sensaciones de los últimos tiempos. Esta variante del popular baile originado en Argentina encanta a las mexicanas xxx, que ensayan durante horas para dominar todos sus pasos.

Su éxito se está generalizando en los salones de baile, donde los bailarines tienen espacio suficiente para desarrollar toda su creatividad y tienen más libertad de movimientos. Así mismo, permite dar rienda suelta a la pasión que cada uno lleva dentro, lo que promueve una manera de bailar más personal y original.

Dar poder y fuerza a la mujer

Es imprescindible que en este tipo de baile se dé mayor relevancia al personaje de la mujer, que sea ella quien tenga la capacidad de brillar sobre todas las cosas. En el tango siempre se muestra una mujer sensual, pero en esta modalidad se maximiza el encanto femenino con una serie de movimientos muy intensos en los que los cuerpos se funden con una pasión inusitada.

El tango milonguero es una de las variantes que está volviendo a poner de moda un baile que, a pesar de su encanto, se estaba quedando algo anticuado y anclado en el pasado. Otro tipo que fomenta la modernización del género es el tango queer. Es romper con el código heteropatriarcal construido sobre el tango, el cual impone unos roles a los hombres y las mujeres diferenciados y jerárquicos. Es deconstruirlos. Y también es dar la posibilidad a cada persona de escoger qué rol quiere hacer independiente de su género.

El tango queer es un concepto que puede ser nuevo -la palabra- pero la danza y bailarlo indistintamente de tu género no lo es. De hecho, se logró normativizar después de los orígenes del tango. Por ejemplo, es muy conocido que al principio bailaban entre hombres, o gente del mismo género. Después se convirtió en lo que hoy en día conocemos, un baile mucho más reglado. No sé si es volver en su origen, pero hay alguien que forma parte, que está integrado, por mí es dar más libertad. Un espacio de expresión más descarnada, más visceral, real, a pesar de no ser políticamente correcto. Es este tomar contacto con aquello auténtico.

Gracias a las incursiones de los movimientos feministas y queer, en los años 2000 empezó en Alemania una deconstrucción de estos roles: que cada cual baile como quiera.

Tan solo hace un lustro que empezaron las primeras milongas queer en Madrid. La milonga, el baile popular del tango, donde todo el mundo está llamado a participar, pero entendido desde la teoría queer. El primer festival internacional de tango queer tuvo lugar en 2000 en Hamburgo. En el tango queer es tan importante lo que pasa en la pista de baile como fuera. Las relaciones que se establecen. “Es un espacio de comunión y libertad, un lugar donde hacer comunidad y recuperar el espacio social y popular del tango”, profundiza Caroline Betemps.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *